jueves, 22 de octubre de 2009

Calendario Solar II

Ehécatl es el Dios del viento, del movimiento, el aliento y la vida. Lleva las semillas fertilizando a la Madre Tierra, así el aliento anima al cuerpo y la simiente humana produce la creación.

En el calendario, el día 2 está representado por Ehécatl, el hálito divino, el principio vital, el poder del Verbo Creador, indicando el deber y cuidado que se debe tener al hacer uso del verbo.

martes, 20 de octubre de 2009

Calendario Solar I

A este Dios se le atribuye la creación del calendario.
Cuando los dioses deciden crear el almanaque de los destinos o Tonalpohualli, consultan a Ehécatl quien acuerda que el primer día de este calendario sagrado sea 1 Cipactli (Uno Lagarto), el segundo día 2 Ehécatl (Dos Viento) y el tercer día 3 Calli (Tres Casa). Así, los tres días iniciales del calaendario representan los tres niveles del cosmos: inframundo, cielo, tierra. Estos tres niveles están a su vez ligados mediante la combinación de los 20 días del mes y los 13 meses del año con las cuatro direcciones del orbe. De esta manera, los dioses rigen el destino de las mujeres y los hombres a lo largo de los 260 días de este almanaque.

lunes, 19 de octubre de 2009

Espiritualidad

Este Dios es el primero al que han construido templos e iglesias, las cuales hacían todas redondas, sin ángulo ninguno, para tener menor resistencia al viento y ayudar a su circulación. A veces se le asociaba con los cuatro puntos cardinales, pues el viento viene y va en todas direcciones.


Ehécatl es un Dios de alto rango espiritual, concede los grandes pedidos de acuerdo con la ley Divina y uno debe retribuir su servicio. Una de las mejores maneras de hacer algo en pos de su voluntad, es en movimiento y acciones (obras) y así saldar lo pedido. Ayuda a las personas privadas de la libertad y del movimiento, les da alivio y consuelo. También a los que están con problemas judiciales; y a los que tienen enemigos ayuda a alejarlos.


Él es el Dios del movimiento. Regula las actividades del movimiento cósmico, y le rige el primer día de la semana, en el que tiene mayor influencia.

Refranes populares como "los vientos cambian", "los vientos trajeron noticias", "se levantan vientos de guerra", "lo que el viento nos dejó", "lo que el viento se llevó" entre muchos más, nos demuestra la influencia de este Dios.

viernes, 16 de octubre de 2009

Adoratorio a Ehécatl


La pirámide es descubierta durante las excavaciones para la construcción de la estación Pino Suárez , de las líneas 1 y 2 del Metro entre 1968 y 1970.

Es un basamento de planta cuadrangular con una plataforma sobre la que se levanta un cuerpo circular, cuya única decoración es una cenefa formada por clavos de piedra; cuenta con cuatro escalones que conducen a la parte superior, donde se encontraría el adoratorio.

Ésto da lugar a un cambio del proyecto arquitectónico del edificio, de tal manera que queda integrada y a la vista del público que transita por los corredores.

La imagen corresponde a noviembre de1970, fecha en que se inaugura la estación.

video

jueves, 15 de octubre de 2009

Dios del viento

En náhuatl, ehécatl significa viento. En la mitología azteca y para otras culturas de Mesoamérica Ehécatl es el Dios del Viento, una de las fuerzas de la naturaleza primero deidificadas por estos pueblos.

El aire, la tierra, el agua y el fuego son las cuatro fuerzas naturales que participan en la formación del mundo en los antiguos relatos míticos.

El viento está vinculado con las nubes, la neblina y las lluvias; es el agente que transporta la humedad a la tierra y provoca la regeneración de las plantas.

En las teorías de Tollan-Teotihuacán (gran ciudad del Mexico antiguo), el viento es una de las potencias que interviene en la creación de la presente era del mundo. Ehécatl tiene los atributos del viento creador, es el aliento vital que transporta la energía que pone en movimiento las diversas partes del mundo. Es la fuerza de la naturaleza que activa la máquina universal.


Dios creador de de los seres humanos, la agricultura, el poblado urbano, la escritura, las artes y el culto religioso, Ehécatl es el segundo de los 20 signos del calendario prehispánico de los náuas. Entre los mayas ese signo recibe el nombre de Ik (con el mismo significado) y entre los zapotecas se llama Quij Laa que significa "brasa o ráfaga de fuego".